Ambición por el poder

No deja de llamarnos la atención ver ante nosotros el electorado y con el paso de los años como la política se ha convertido en un negocio creciente porque así lo han mostrado los políticos de todas las fuerzas políticas.

Desde la aparición del instituto nacional electoral (antes IFE) órgano que fue creado entre otras funciones para controlar a los partidos políticos desde su nacimiento y registro hasta otorgar recursos para su funcionamiento administrativo y operativo.

Desde aquí nace lo que ahora estamos viviendo tener una gran cantidad de partidos políticos a nivel nacional (entendiendo que en cada entidad también se crean partidos locales) mismos que no generan ningún beneficio a los ciudadanos sino al contrario mal gastan una gran cantidad de recursos que serían más necesarios y benéficos para causas sociales.

Los partidos políticos son el puente de muchos políticos para iniciar un camino que les permita contender y lograr un cargo de elección popular y así poder tener los grandes beneficios personales que pueden lograr por conveniencia y no por convicción.

En esta etapa de intercampaña impuesta por el INE a nivel nacional, hemos visto como varios políticos que fueron elegidos a través de los votos que nos pidieron y les dimos hace tres y seis años por un partido político ahora esos mismos personajes dejan la responsabilidad que tenían encomendada en la cámara de diputados, en el senado, municipios, delegaciones políticas en la cd de México etc, etc,  y sin importarles lo que nosotros pensemos y digamos ahora dejan su partido político y su cargo para incluirse en una nueva aspiración y contienda para seguir avanzando en sus proyectos personales.

Es lamentable primero por parte del INE en permitir la creación de más partidos políticos y segundo que los mismos partidos políticos se aprovechen de las circunstancias para quitar o expulsar políticos para liberarlos y así esos políticos poder acomodarse en otros partidos.

Morena es el partido que más “refugiados” ha permitido y los recibe con las puertas abiertas aun sabiendo la trayectoria buena o mala de cada personaje, situación que no interesa pues lo más elemental para ellos es ganar protagonismo en todo medio de comunicación y redes sociales, pues son motivo esos personajes de alguna observación o señalamiento de los mismos medios y algunos ciudadanos.

Siempre ha existido el poder por el poder, pero ahora está más al descubierto pues ya cualquier ciudadano desea también enlistarse en cualquier partido político para obtener un mejor provecho de las circunstancias y la vida política, porque no se necesita haber pertenecido a alguna organización o partido político para inscribirse en el mismo como lo vemos con algunos actores de cine y tv o algunos deportistas que fueron sobresalientes en sus especialidades.

A esto le podríamos llamar ambición por el poder

Fidel Villanueva Ramirez

Por favor síguenos y haz clic en Me gusta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *