En esta etapa llamada intercampaña los candidatos a la presidencia de la república y sus partidos políticos la han utilizado para desenmascarase uno al otro de sus acciones presentes y anteriores con el fin de llamar la atención al máximo entre toda la ciudadanía y así darnos a conocer el tipo de personas que son en su vida pública y privada.

Cada sexenio vivimos las mismas situaciones, pero lo que ahora llama la atención y es para analizar es que antes eran contendientes de mayor experiencia y conocimientos en el ámbito social dándonos a saber las limitaciones y carencias que padecíamos (aunque ya las vivíamos y conocíamos)  y prometernos alternativas y/o mejores condiciones de vida, ahora lo que nos dan a conocer es todo menos lo que realmente queremos escuchar.

Ser candidato a la presidencia no solamente es acercarse a la gente y recibir sus propuestas en su campaña, ser candidato es tener los mejores conocimientos que se requieren para ese cargo, tener la forma de convencer al votante de que él es la mejor opción, diciendo el cómo resolver las promesas que realiza, esto permitiría no dudar de nuestro voto el cual sería ir por la razón y no por la emoción.

Desafortunadamente nos muestran la otra cara y eso nos permite pensar y decir que es una pena que los recursos para lo que les fueron asignados no son aplicados para tal fin. Vemos con tristeza y decepción como se malgastan los dineros y los tiempos en hacer pronunciamientos que en nada nos beneficia si no al contrario nos dan más a saber qué clase de partido político y candidato quiere nuestro voto. Si se hicieran comerciales en radio y tv donde los mensajes no fueran tan desagradables como los que en esta etapa se ven y se escuchan estaríamos pensando ya por cual candidato o partido votar. Para eso hay que dejar de hacer intercampaña gris.

Carlos Ramirez

 

Por Treinta33

Deja un comentario