Treinta33.tv

Ensenada, Baja California

Nacionales Noticias

¿Se acabó el teflón?

Las encuestas que miden la aprobación ciudadana registraron la primera quincena de mayo una baja en la calificación que obtuvo el presidente López Obrador. Para Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, hay dos temas que ayudan a entender la razón de esta reducción.

“No es para mi una cosa extraña después de ver los datos que tenemos del país; durante marzo y abril, la confianza del consumidor reportada por el INEGI bajó; durante abril conocimos la cifra de que el primer trimestre del año fue el más violento del que se tiene memoria, también en abril vimos la cifra de crecimiento en la que bajamos .2 por ciento; después de ver todo esto era bastante esperable que bajara la aprobación. Para mí hay dos factores principales que explican esto: el principal es la inseguridad, porque no ha habido un discurso, una presentación de la estrategia, algo que genere expectativa y, por el contrario, a la gente la tiene preocupada, como con Minatitlán; la otra variable es el discurso permanente de polarización de todos los grupos, tanto del presidente como de los opositores, que ha motivado a la población a tomar partido a favor o en contra y entonces un grupo ha abandonado la aprobación de López Obrador”.

En cuanto al tan comentado “teflón”, ese recubrimiento que lo protegía ante las constantes críticas que ha recibido, nuestro entrevistado señaló que en su opinión este elemento ya se acabó.

“Creo que el teflón ya no existe, he dicho que la luna de miel ya se acabó, creo que este periodo en el que lo que hiciera López Obrador se le perdonaba por la legitimidad con la que había ganado, por la fuerza que tenía en el número y el porcentaje de votos, y tuvo un periodo –5 meses de transición y los primeros meses de gobierno– de luna de miel, terminó; hoy, no es que se haya acabado el amor, al contrario, sigue manteniendo una aprobación muy alta, sigue habiendo una comunión entre la gente y López Obrador, pero ya no es el periodo en el que le perdonan todo, eso ya se acabó”.

Tendencia incierta

De acuerdo al escenario anterior, la siguiente pregunta es cómo se comportará esta variable en el corto y mediano plazo, y si podrá recuperar los índices de aprobación que tenía al inicio del sexenio.

Roy Campos explicó para Siempre! que es complicado ofrecer una respuesta sobre este particular.

“Es difícil saberlo, pero López Obrador tiene armas para recuperarse, una de ellas es el combate a la corrupción, es una parte fuerte que tiene; si la inseguridad se controla relativamente –porque nunca va a acabar– y además hay actos evidentes de castigo a corruptos, López Obrador puede retomar la aprobación”.

Otra variable que se analizó con el director de Consulta Mitofsky es la relativa al agotamiento que el modelo de comunicación de la presidencia lopezobradorista empieza a mostrar.

“No es que esté agotado, pero sí ha tenido algunos problemas porque estar dando la cara diariamente hace que tenga que explicar cosas cortoplacistas, tiene que explicar la seguridad nacional por un evento que ocurrió, en lugar de por una estrategia o un plan a mediano o largo plazo; creo que hay cosas que él no debería asumir, que no debería ser vocero de todos sus secretarios de Estado, hay dos secretarios al menos que tendría que ser sus propios voceros en temas como la seguridad y la economía, ellos deberían tomar el papel de voceros de esos temas y no dejárselos al presidente”.

En cuanto a lo que podría hacer la oposición en este contexto, en especial los partidos políticos, buscando también ser un factor que pueda limitar la aprobación de la ciudadanía con sus señalamientos, Roy Campos apuntó que no considera que en estos momentos esto pueda darse.

“Los partidos políticos aún están metidos en sus problemas y no creo que tengan la capacidad de enfrentar ellos a López Obrador, creo que la oposición surgirá de otros lados, pero los actuales partidos políticos todavía no se organizan de manera adecuada, no los veo suficientemente fuertes. Hay otros actores, en alguna ocasión los mercados financieros lo han parado en ciertas decisiones, creo que los empresarios pueden tomar un papel no de opositor, sino de contrapeso verdadero que quiera trabajar con él, no con sumisión; los partidos políticos después, hoy no”.

Las encuestas

Una revisión de las encuestas recientes que evalúan el tema de la aprobación presidencial muestra que López Obrador ha perdido puntos en los últimos 15 días.

A finales de abril el promedio de los sondeos lo ubicaba en un 60 por ciento de aprobación, pero a mediados de dicho mes reportaba un 68 por ciento.

Consulta Mitofsky reportó un descenso en su aprobación al pasar de 68 por ciento a 60, en tanto que GEA-ISA da a conocer que el porcentaje es de 64 puntos.

Por su parte, MXElige dio a conocer que en febrero la aprobación que arrojaban sus instrumentos estadísticos era de 73 por ciento, en tanto que en mayo se ubicó en 55 por ciento.

Si bien para sus adversarios esto puede significar buenas noticias, lo que hay que considerar que esto no es definitivo y que, como apuntó Roy Campos, López Obrador aún tiene elementos para recuperar posiciones. Por lo pronto, habrá que esperar nuevos sondeos para conocer como se comporta esta variable.

Deja un comentario