Treinta33.tv

Ensenada, Baja California

Ecología

Para colmo, el CO2 en el planeta acaba de tocar su nivel más alto en la historia de la humanidad

A la par, de cara al Día Mundial del Medio Ambiente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que el ambiente vive una “situación difícil” que tiene entre sus mayores consecuencias la contaminación del aire, un fenómeno que está asociado a la muerte prematura de cerca de 220 mil personas cada año en las Américas y cuya mitigación requiere de más acciones.

Mientras, la Ciudad de México y sus alrededores atraviesa una grave crisis por los altos niveles de contaminación registrados en el aire a causa de decenas de incendios que se registran en diversos estados del país. Desde el pasado sábado, una bruma de humo ha cubierto la ciudad.

Ciudad de México, 15 de mayo (SinEmbargo).– Los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera del planeta alcanzaron un nivel máximo en la historia de la humanidad, según los datos del observatorio de Mauna Loa, la estación de mediación más antigua ubicada en Hawái, Estados Unidos. El pasado 12 de mayo, los niveles de CO2 en la atmósfera (un gas de efecto invernadero que agrava el cambio climático) excedieron las 415.26 partes por millón (ppm).

Los niveles actuales de concentración de CO2en la atmósfera superan por mucho los presentes en la tierra en los últimos 800 mil años, según explica el Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de San Diego.

Niveles no vistos en 800 mil años. Imagen: Scripps Institution of Oceanography

Desde 1958, Chaler David Keeling comenzó a medir las concentraciones de CO2 en la atmósfera en el Observatorio de Mauna Loa. Esa medición se conoce como Keeling Curve.

El observatorio de Mauna Loa, que se encuentra en el volcán del mismo nombre, fue edificado para medir la calidad de aire en el remoto archipiélago hawaiano y evalúa los niveles de CO2 desde 1958. En marzo de ese año se registró una concentración de dióxido de carbono de 313 ppm, que para mayo de 2013 ascendió a 400 ppm.

Ralph Keeling, director del Proyecto CO2 del Instituto de Scripps Institution of Oceanography, dijo el pasado 12 de mayo que esta tendencia al alza probablemente continuará a lo largo de este 2019. “La tasa media del crecimiento sigue estando en el extremo superior. El aumento desde el año pasado probablemente alcance los 3 ppm, mientras el promedio reciente ha sido de 2.5 ppm”, dijo a través del Twitter de Keeling Curve.

Eric Holthaus, un meteorólogo estadounidense, alertó que estos niveles de dióxido de carbono en la atmósfera no se veían “no sólo en la historia registrada, no sólo desde la invención de la agricultura hace 10 mil años. Desde antes de que los humanos modernos existiesen hace millones de años”.

El CO2 es un gas de efecto invernadero responsable, en parte, de que el planeta presente una temperatura media adecuada para el desarrollo de la vida. Sin este gas, la Tierra se vería sometida a temperaturas bastante más bajas, pero un exceso de este provocaría un efecto contrario de calentamiento atmosférico. Sus propiedades de absorción de calor hacen necesario vigilar de manera constante su concentración en la atmósfera.

En marzo pasado, Ralph Kelling explicó que durante mucho años el máximo de CO2 se había detectado en los meses de abril y mayo. Sin embargo durante este 2019, los niveles históricos se comenzaron ha registrar desde febrero. En febrero se rompió y los niveles de CO2 llegaron a 411.66 ppm.

“El reciente y rápido ascenso no es sorprendente con la combinación de las condiciones débiles de El Niño y las emisiones sin precedentes de los combustibles fósiles”, dijo en ese momento Keelling.

Durante los últimos años ha habido una tendencia al alza. Imagen: Scripps Institution of Oceanography

En la actualidad solo existen 30 laboratorios ubicados en zonas alejadas a los focos de emisión de las fuentes de contaminación, apartadas de continentes y en zonas elevadas en lugares como el de Hawai, y los de Samoa, Tasmania, el Polo Sur o Alaska.

En el Observatorio de Vigilancia Atmosférica de Izaña, en Tenerife, en el Observatorio de Vigilancia Atmosférica de Izaña, en Tenerife, desde el mes de abril se alcanzó el nivel récord de 415 partes por millón (ppm).

El director del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Emilio Cuevas, dijo a Europa Press que el ritmo de crecimiento interanual se ha acelerado un 30 por ciento en los últimos 35 años, ya que en 1984, cuando en Izaña empezaron a medir las concentraciones de CO2 el incremento interanual era de 1.8 ppm y en en la actualidad, el aumento es de 2.3 ppm.

“Esto es relevante porque significa que la concentración en la atmósfera de este gas que produce el calentamiento se está acelerando y de momento estamos lejos de cualquier descenso, ya que está aumentando de forma espectacular”, alertó Cuevas.

A la par, de cara al Día Mundial del Medio Ambiente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que el ambiente vive una “situación difícil” que tiene entre sus mayores consecuencias la contaminación del aire, un fenómeno que está asociado a la muerte prematura de cerca de 220 mil personas cada año en las Américas y cuya mitigación requiere de más acciones.

Deja un comentario