Treinta33.tv

Ensenada, Baja California

Nacionales Noticias

Le pregunta si venden zapatos usados; ella le regala un par

n acto de empatía motivó a Aurelia Maricela Santiago Hernández, a regalarle unos zapatos nuevos a un señor, de quien ni siquiera conoció su nombre y que llegó a la tienda departamental ubicada en el centro de la ciudad de Oaxaca donde ella trabaja, a preguntar si vendían zapatos usados, para cambiar sus remendados huaraches.

Su intención no fue presumir el acto en redes sociales, pero un cliente tomó la foto y todo el mundo se enteró del buen gesto de Maricela.

Aurelia Maricela Santiago Hernández. Empleada.

“Yo lo hice de corazón y porque realmente el señor lo necesitaba y quizá muchos dicen ay que por otro pero a veces pasa uno en la calle y ve uno a las personas que están pidiendo limosna ahora sí que limosna y no mas estiran la mano y el señor venía en una situación de que estaba viendo cómo ganarse la vida y digo cómo no ayudar a este señor si necesita unos zapatos para que pueda andar más cómodo vendiendo sus cosas ¿no?”


Al ver al señor en situación humilde que cansado vendía cucharas de madera, pensó en sus padres que son originarios de Abejones, una comunidad zapoteca de Oaxaca, de gente trabajadora y donde aprendió a hacer el bien si n mirar a quien…


Inserto. Aurelia Maricela Santiago Hernández. Empleada.

“imagínese digo ay mi papá imagínese ver a mi papá, pero no pues mi papá gracias a dios está bien y nosotros lo queremos lo amamos y no permitiríamos eso pues y dije imaginé que fuera mi papá me imaginé muchas cosas en ese momento ¿no?”


Si algo desea que se oculte de su buena obra es el costo de los zapatos, que también se vio reducido gracias a sus compañeros de trabajo…


Aurelia Maricela de 32 años de edad, se hizo viral en redes con su nombre de Facebook Michelle Hada y continúa trabajando en la tienda como lo hace desde hace ocho años para ayudar a sus papás que viven en la Sierra Norte de Oaxaca…


Inserto. Aurelia Maricela Santiago Hernández. Empleada.

“Cuatro de mis compañeros cuatro de nosotros y yo fuimos los que cooperamos para ayudar al señor una de mis compañeras me dio 50 y otro me dio 25 y otro me dio 30 y yo puse el resto pues”

Deja un comentario