Pues a ver qué les echan hoy a los chilaquiles, porque lo que es el quesito, hoy no va a poder ser. Al menos no de las 19 marcas que la Secretaría de Economía ordenó suspender su venta, debido a que se vendían como “queso” sin serlo. Y lo mismo aplica para dos marcas de yogurt.

Lo anterior fue dado a conocer por medio de un comunicado de la mencionada Secretaría de Economía (el número 78, si se ponen exquisitos), en el cual se indica que las 19 marcas de queso y yogurt no cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas y, por ello, su comercialización se ha llevado a cabo “en perjuicio y con información que puede inducir al engaño de los consumidores”.Los quesos también lloran: ¿Qué sucede con el sabor de un queso cuando le pones música?

Foto: Shutterstock

Para detectar que los quesos no eran quesos ni los yogurts eran yogurts, la Secretaría de Economía se apoyó de la Procuraduría Federal de Consumidor (PROFECO), la cual se dedicó a llenar de doble crema a varios bolillos… o lo que sea que hagan para comprobar la calidad del producto. El caso es que determinaron que los productos se denominaban como algo que no eran. El engaño, mis amigos.

Entre las principales fallas que los de Economía y PROFECO encontraron a los productos cuya venta será suspendida a partir de hoy está: que dicen ser elaborados con 100% leche, cuando lo que usan es grasa vegetal para su sustitución; que proporcionan menos producto del que indican en su etiqueta (tssss con razón se acaba de volada el Philadelphia) y por no informar el porcentaje de uso de caseinatos que usan para su elaboración. Esto último en el caso de los quesos.

Y las marcas de quesos y yogurts que fueron suspendidas son…

Va el doloroso listado. Son: Fud (con todo y su cábula lobo), Nochebuena, Premier plus (el de cuadritos), Zwan, Caperucita, Burr, Precissimo, Frankly, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral, Portales, Walter, Sargento, Cremería Covadonga, Aurrerá (tssss, pin**e Mamá Lucha, nunca lo esperé de ti).

quesos

Y bueno, en el caso de los “yogures” se les detectó que le echaban azúcar de más y no cumplían con el contenido mínimo de leche para denominarse “yogurt”. Las marcas que quedan prohibidas para su venta son: Danone Bene Gastro y Danone Natural.

Además de la suspensión, las marcas de quesos y yogurts se hicieron merecedoras de su buena multa. Y listo, próximamente más casos de este tipo, porque Economía y PROFECO seguirán calando productos, a ver cuáles dan gato por liebre.­

Por Treinta33

Deja un comentario