Estaba acostado cuando llegó la policía.

Un presunto ladrón que ingresó a un gimnasio durante la madrugada se quedó dormido luego de llenar una mochila con objetos que se pensaba robar, pero se le pasó el tiempo y cuando abrió los ojos, lo que encontró fue al dueño del lugar y a la policía.

De acuerdo a la información oficial a las 06:09 horas del lunes 17 de mayo, oficiales recibieron un reporte C-4, donde se informaba que en un gimnasio ubicado en bulevar Costero, entre calle Plinta y Guaymas, del fraccionamiento Acapulco, se encontraba una persona ajena, dormida en el interior de dicho inmueble.Al llegar al lugar, el propietario del gimnasio manifestó que al llegar se percató que el negocio tenía una ventana abierta y antes de abrir vió que dormida adentro una persona desconocida.

Al llegar la patrulla, el dueño abrió la puerta para dar acceso a los policías y en el interior encontraron a un hombre acostado sobre un colchón. Además una mochila que contenía en su interior equipo de pesas, siendo seis mancuernas de 2 libras cada una. Posteriormente se le realizó una inspección precautoria a quien dijo llamarse Leonel “N”, de 20 años de edad. Enseguida lo esposaron y trasladaron a la Estación Central de Policía para ser puesto a disposición de las autoridades correspondientes por el probable delito de allanamiento y robo a casa habitación.

Por Treinta33

Deja un comentario